¿Cómo afectan las varices en la mujer?

¿Cómo afectan las varices en la mujer?La aparición de varices en la mujer, con independencia del grado de manifestación de las mismas y sus posibles complicaciones, es una patología presente tanto en el género masculino como en el femenino, en un porcentaje bastante elevado de la población de edad media. Sin embargo, es mucho más frecuente en la mujer, entre otras causas, debido a factores hormonales, tratamientos anticonceptivos, embarazo, uso excesivo de calzado inadecuado, obesidad, largos periodos de tiempo en posición de pie, etc…, concentrándose estas dilataciones venosas fundamentalmente en una región corporal: las piernas. Explicamos cómo afectan las varices a la mujer.

Pérdida de la sensación de vigor y ligereza, pesadez, cansancio, picor , escozor, calambres, hormigueo, hinchazón, e incluso deformidad de las piernas, son las manifestaciones más comunes de cómo afectan y limitan las varices a las mujeres en su vida cotidiana, acentuándose incluso estos síntomas de forma más lesiva en la época estival y sobretodo al final del día que es cuando mas molestia se suele presentar.

No obstante, no debemos olvidar que las varices en la mujer no solo afecta a nivel orgánico y físico, sino que tiene una incidencia muy significativa a nivel emocional, menoscabando de forma considerable la autoestima de la mujer, que comienza a desarrollar una inseguridad que aumenta paulatinamente, haciéndola desarrollar una serie de complejos que dificultan su día a día de forma innecesaria, privándola incluso de poder vestir en la forma deseada.

Por tanto, es necesario solucionar este problema lo antes posible, para restaurar tanto la salud, como la calidad de vida de la mujer, que a pesar de su gran capacidad de resiliencia, merece gozar de su vida con toda plenitud.

Varices en la mujer: prevención

Por esto recomiendo una valoración precoz por un especialista para que pueda determinar el origen y el mejor tratamiento para esas varices. Por otro lado, además de las molestias que causan las varices, pueden aparecer trastornos físicos derivados de las mismas, ya que al no haberse solucionado, con el tiempo pueden producir pigmentaciones en la piel, eccemas de la piel pruriginosos, flebitis y varicorragias o sangrados de las mismas . La complicación última de esta enfermedad es la úlcera, la cual hay que evitar ya que puede dejar secuelas en la cicatrización de la piel y tarda mucho tiempo en curar.

Para concluir queremos explicar que para luchar contra las varices en la mujer tenéis un abanico de herramientas que permiten la eliminación en su totalidad de todas las varices presentes en las piernas e incluso en otras zonas corporales como son el pecho y la cara .